Español ES English EN Italiano IT Deutsch DE

Ecografía 4D Plus

Precio: Desde 29,90 €

ELIGE UNA OPCIÓN

  • Ecografia 4D de 16 semanas, vídeo e imágenes, 2 canastillas y suscripción a la revista ‘‘Mi bebé y yo’’ por 29,90 € en vez de 180 €​
  • Ecografía 4D ‘‘Plus’’ (semana 26-30), vídeo e imágenes, 2 canastillas y suscripción a la revista ‘‘Mi bebé y yo’’ por 49,90 € en vez de 200 €
  • Ecografía 4D ‘‘Plus doble’’, vídeo e imágenes, 2 canastillas y suscripción a la revista ‘‘Mi bebé y yo’’ por 69,90 € en vez de 380 €​

Detalles del Servicio

Si las imágenes de la exploración no quedan bien, se repiten sin coste adicional.

Todas las opciones incluyen tabla de crecimiento del bebé (peso y talla) y canastilla.

La segunda opción incluye ecografía 4D Plus HD de 20-30 minutos de duración con vídeo de la exploración, imágenes, canastilla y suscripción gratuita a la revista “Mi bebé y yo”.

La tercera opción incluye 2 ecografías 4D Plus, 2 vídeos​, tabla de crecimiento del bebé (peso y talla) (biometrías)​, fotos online​, canastilla​ y suscripción gratuita a la revista “Mi bebé y yo​”.

La primera ecografía se realiza a partir de la semana 16 del embarazo mientras que la segunda se realiza entre la semana 23 y 30. En ese momento, además del vídeo y las fotos, se añadirá una tabla de crecimiento con el peso y talla estimados. Además se podrán oír los latidos del corazón.

Eco 4D plus La ecografía 4D plus se basa en la alta tecnología del equipamiento médico que se utiliza para su realización, contando con programas de avanzada resolución como es el HD Live que permite ver al feto con una gran nitidez y calidad haciendo que el resultado sea de alta definición

¿Para que sirve?

La ecografía emocional 3D/4D aporta imágenes de gran precisión nunca vistas hasta ahora de las distintas partes del cuerpo del feto y de sus movimientos (sonrisa, respiración, bostezo, succión, movimiento de brazos y piernas, estiramiento, etc.).

Aunque el diagnóstico prenatal se realiza básicamente con la ecografía 2D de Alta resolución, la ecografía 3D/4D fortalece los lazos afectivos con el futuro hijo o hija, transmitiendo tranquilidad y bienestar a los padres.

Todos sabemos lo que son las tres dimensiones. Y gracias a nuestro amigo Einstein, también conocemos la existencia de una cuarta dimensión: la del tiempo. Así que podemos entender una ecografía 4D como una ecografía en tres dimensiones que se mueve, que va cambiando en el tiempo. En otras palabras: es como un vídeo, una película.

La evolución de la tecnología nos ha permitido algunos avances realmente interesantes. De hecho, gracias a estas técnicas, podemos hablar de revolución dentro de la ginecología, la obstetricia y el control prenatal.

No hace tantos años, cualquier mujer embarazada que acudía a su ginecólogo tenía que hacer un buen uso de su imaginación para poder intuir que tras esas manchas blancas en la pantalla se escondía su bebé. Era todo un ejercicio de creatividad. Ahora, gracias a este tipo de sonogramas no solo ganamos con un mejor y más completo diagnóstico prenatal, son también los futuros padres los que se benefician en el terreno emocional, fortaleciendo vínculos y almacenando recuerdos.

¿Qué ventajas tiene?

Para empezar, dejemos claro que esto no es una competición, a pesar de que el nombre nos haga pensar que las ecografías tradicionales en dos dimensiones han quedado obsoletas, en absoluto esto es así. El hecho de ser más novedosa y avanzada no implica que en el ámbito del diagnóstico nos dé mejor información o que deba reemplazar al ultrasonido convencional. Más bien podemos hablar de complementariedad, o en otras palabras, que la información que podemos extraer de cada una de estas técnicas, se suma para un resultado más preciso.

En cualquier caso su completa adopción es solo una cuestión de tiempo, porque aquí entran en juego otros parámetros como pueden ser los medios y el equipamiento de las clínicas o inclusive la experiencia acumulada y el arraigo del profesional, ya que las ecos en tres y cuatro dimensiones son relativamente nuevas en comparación a los más de 40 años que llevamos con las convencionales.

En cualquier caso los estudios afirman que las ecografías en 3D/4D aportan, por sí solas, suficiente valor diagnóstico en el examen de la anatomía fetal y en la detección de anomalías congénitas. (¿Qué aportan las dos dimensiones a las ecos en 3D/4D? Desde el ámbito del diagnóstico, al permitir una mejor visualización del feto, esta eco puede facilitar la detección de anomalías como el labio leporino, la espina bífida, problemas de corazón o defectos del tubo neural entre otros. Esto presenta una gran utilidad, ya que permite una mejor planificación y respuesta para cuando nazca el bebé.

Una gran ventaja la encontramos en el formato de estas imágenes, ya que al ser procesadas por ordenador quedan almacenadas, reduciendo así el tiempo de exposición necesario a los ultrasonidos para poder evaluar con más calma dichas capturas. Del mismo modo, es completamente normal pedir una eco 3D/4D adicional tras detectar alguna anomalía en una ecografía convencional.

Actualmente en Estados Unidos, algunos estados requieren que a las mujeres que estén pensando en abortar, se les haga una ecografía. Posteriormente, el doctor les ofrecerá la posibilidad de verla -en otros estados estarán obligados a mostrarla y describirla-. Esto abre otro debate tanto ético como moral sobre los usos y abusos de estos procedimientos.

¿Sin peligro?

Para no alarmar a nadie, la respuesta simple es no, aunque con algunas puntualizaciones. La ecografía es una técnica no invasiva que no utiliza radiaciones ionizantes, a diferencia de los rayos X o la gammagrafía.

Si bien el uso de las ecografías 3D y 4D comenzó allá por el año 2000, es ahora cuando la conocida como ecografía emocional está experimentando el verdadero boom. Y tiene sentido, ya que es sin duda una experiencia verdaderamente emocionante para los padres. Imagina poder ver por primera vez los rasgos de tu bebé definidos, sus gestos, sus muecas, el cómo se lleva sus manitas a la boca… Para cualquier padre o madre es algo irrepetible, fuera de lo común.

    Solicita tu cita previa